Este sitio web tiene ciertas restriucciones de navegación. Le recomendamos utilizar buscadores como: Edge, Chrome, Safari o Firefox.

PAGO EN 3X SIN COMISIONES DESDE 200€

GASTOS DE ENVÍO Y INTERCAMBIOS GRATIS

PAGO SEGURO EN 1 CLIC

CONSEJOS DE MANTENIMIENTO

La seda

1 - Lavar la seda

La seda es un material muy delicado , que se vuelve aún más frágil cuando está mojado. Por eso recomendamos lavar a mano, en agua fría con un jabón suave , sin frotar demasiado la prenda ni dejarla en remojo.

Si optas por el lavado a máquina, elige un programa especial para tejidos delicados y a baja temperatura. En caso de duda, prefiera la limpieza en seco al planchado.

2 - Seca la seda

Después del lavado, la opción preferida es secar la prenda al aire. Tenga cuidado de no torcer la pieza para escurrirla, sino envuélvala suavemente en una toalla y presione ligeramente para eliminar el exceso de agua.

Luego cuelgue su pieza de seda en una percha y asegúrese de no exponerla a la luz solar directa , para evitar la decoloración.

3 - Planchar la seda

Te aconsejamos que planches la prenda aún húmeda , del revés para que mantenga su brillo y que pongas la plancha a baja temperatura .

CONSEJOS DE MANTENIMIENTO

la malla

1 - Lavar la malla

Recomendamos el lavado a mano para el mantenimiento de tus piezas de malla. Asegúrate de lavar tu prenda con agua fría o tibia (no más de 20°) y de usar un detergente líquido muy suave. Tenga cuidado de no tirar de la malla y de no dejarla en remojo para no correr el riesgo de deformarla. Enjuague suavemente, siempre evitando torcerlo.

Si prefieres la opción de lavado a máquina, elige el programa de lana fría y utiliza un detergente líquido especial para lana.

2 - Seca la malla

Para secar la malla, te recomendamos que lo hagas plano , sobre una toalla o sobre una superficie plana. No seques tu malla en una percha si está mojada, corres el riesgo de relajarla.

3 - Planchar el punto

Te recomendamos que no planches tu punto , si se ha secado correctamente no será necesario. Si es necesario, planche muy suavemente del revés , teniendo cuidado de no presionar demasiado para no aplastar el tejido.

Asegúrate de guardar tu tejido plano cuando esté seco. Colgarlo en una percha podría deformar tu prenda.

CONSEJOS DE MANTENIMIENTO

El cuero

1 - Lavar el cuero

Para limpiar tus prendas de cuero, simplemente te recomendamos que utilices una piedra de arcilla con un paño limpio o una leche limpiadora suave para aplicar sobre un disco de algodón y luego extender con pequeños movimientos circulares sobre la prenda.

Le recomendamos encarecidamente que no lave su prenda de cuero en la lavadora, ya que podría dañarla.

2 - Seca el cuero

Si tu pieza de piel ha estado mojada, te recomendamos que la dejes secar al aire libre , lejos del sol para no dañarla.

3 - Planchar el cuero

El cuero es un material vivo que odia el agua. Por lo tanto, le recomendamos que apague la función de vapor de su plancha. Coloca un paño entre la plancha y tu prenda de cuero para evitar el contacto directo con el calor y pon la plancha a baja temperatura.

Para alisar el cuero, también puede colgarlo en una percha en su baño : la exposición controlada al vapor suavizará el cuero y permitirá un alisado suave.

CONSEJOS DE MANTENIMIENTO

Lino

1 - Lavar la ropa

Para lavar tu prenda de ropa en la lavadora, te recomendamos no superar los 40°C para no dañarla. Evite los detergentes a base de cloro que tenderán a amarillear y dañar la fibra.

Si desea eliminar el color amarillo de una ropa blanca, puede usar ocasionalmente vinagre blanco que actuará como un limpiador suavizante.

2 - Secar la ropa

Para secar la ropa, te aconsejamos que la cuelgues en una percha y la dejes secar al aire. ¡Tu prenda quedará aún más bonita y menos arrugada!

Si optas por el secado a máquina, limítalo a 600 rotaciones como máximo para reducir el roce de tu prenda contra el tambor y cualquier rastro de rotura.

3 - Planchar la ropa

Le recomendamos planchar la prenda aún húmeda, del revés para evitar arrugas y programar la plancha a temperatura alta (200°C).

Para alisar tu pieza de lino, puedes usar almidón.

CONSEJOS DE MANTENIMIENTO

cachemir

1 - Lava la cachemira

El cashmere es un material noble y delicado que adora el agua. Por eso te recomendamos que laves tu cashmere regularmente (después de 2 o 3 usos).

Cashmere es totalmente lavable a máquina. Sin embargo, asegúrese de elegir el programa de lana fría y use un detergente líquido especial para lana.

Le recomendamos que no utilice un suavizante de telas que no le guste a la cachemira. También puedes optar por el lavado de manos. Asegúrese de lavar su prenda con agua fría y use un detergente líquido muy suave. Amasa tu prenda durante unos minutos, evitando torcerla.

2 - Seca el cachemir

Te recomendamos secar tu flat de cachemira para que mantenga su forma y evitar la luz solar para no alterar su color.

Si opta por el secado a máquina, asegúrese de no exceder las 500 rotaciones por minuto para el ciclo de centrifugado.

3 - Planchar el cashmere

Te recomendamos que planches tu pieza de cashmere una vez seca , del revés y a temperatura media (programa lana). La cachemira siempre debe plancharse limpia.

Cesta
Puedes beneficiar del pago en 3 plazos Más de ||cantidad|| para beneficiarse del pago en 3x gratis!
No hay más productos disponibles para comprar